INFORME: Periodistas bajo la lupa paramilitar

Nota de prensa

 Informe OVCS-IPYS

 Periodistas estuvieron bajo la lupa paramilitar durante 2014

 

 

(Caracas, 06.04.15)  Las protestas de calle se convirtieron en caldo de cultivo para ataques  y agresiones de grupos paramilitares contra periodistas y medios de comunicación durante 2014. El saldo fue de 44 periodistas agredidos y 7 sedes de medios afectadas en 11 estados del país. Esta es una de las conclusiones que presentan  el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) y el Instituto Prensa y Sociedad –Venezuela (Ipys-Venezuela)  en su más reciente informe: Periodistas bajo la lupa paramilitar en Venezuela

 

La investigación  revela que la mayoría de los ataques se dirigieron hacia equipos reporteriles de televisión y medios impresos. Las plataformas tradicionales por las que  se informan los ciudadanos, de mayor alcance y penetración a nivel noticioso.

 

Reporteros, fotógrafos, camarógrafos y corresponsales extranjeros fueron las principales víctimas.

 

En el informe se analiza el patrón desarrollado por estos grupos de civiles armados en contra de profesionales de la comunicación. Se identificaron 5 rasgos principales del objetivo paramilitar.

 

Marco Antonio Ponce, coordinador general del OVCS afirma que “estos colectivos  paramilitares son agrupaciones delictivas, una muestra incuestionable de la impunidad que reina en Venezuela. Al ver estas cifras creemos que  cada día aumenta el riesgo para los profesionales de la comunicación al cubrir las protestas de calle”.

 

El OVCS e Ipys-Venezuela  exigen a las autoridades venezolanas promover la lucha contra la impunidad, investigando y sancionando a las personas o funcionarios incursos en los casos documentados en este informe. También exige se garantice el trabajo de los profesionales de la comunicación.

Accede al informe completo AQUÍ

Informe: Situación de los conflictos laborales en Venezuela

Portada Informe Conflictos Laborales ImagenEl Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) presenta: Informe Situación de los Conflictos Laborales en Venezuela.

En esta investigación se da una mirada sobre las condiciones de los conflictos y conflictos en ciernes que afectan a la clase trabajadora venezolana, identificando sus principales causas o motivaciones, desarrollo y posibles consecuencias. Destacando: situación económica y conflictos laborales; debilidad del salario; calidad del empleo; conflictos Laborales en las industrias básicas; conflictos laborales en el sector petróleo; conflictos laborales en el sector eléctrico; conflictos laborales y contratación colectiva; conflictos laborales y pago de deudas; conflictos laborales en ministerios. Perspectivas de los conflictos laborales en 2015.

Con este trabajo el OVCS busca fortalecer la comprensión de los conflictos laborales en Venezuela. Espera que autoridades gubernamentales, líderes gremiales y sociedad civil en general puedan emplear este estudio para seguir trabajando por la garantía de los derechos laborales de todas y todos.

Puede descargar el informe completo AQUÍ

Conflictividad social en Venezuela en enero de 2015

31 saqueos e intentos de saqueo en enero

Aumentan las protestas por escasez y desabastecimiento 

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró en el mes de enero de 2015 al menos 518  protestas. Equivalente a 17 protestas diarias en todo el país. 16% más que en enero de 2014 cuando fueron 445.

Los índices registrados en este mes revelan que los conflictos y la protesta social se mantienen y van en aumento.

protestas 2014-2015

Descarga el informe completo AQUÏ

Informe: conflictividad social en Venezuela en 2014

LogoOVCS home

Registro histórico de 9.286 protestas en 2014

52% de las protestas en rechazo al gobierno

 

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró entre enero y diciembre de 2014 al menos 9.286 protestas, cifra inédita en las últimas décadas, equivalente a 26 protestas diarias en todo el país.

En 2014 se documentaron 111% más protestas que en 2013, cuando fueron 4.410, con un promedio diario de 12 protestas diarias en todo el territorio nacional.

Durante este período se mantuvieron las protestas y conflictos de índole social reportados en años anteriores. Adicionalmente, se registró una ola de protestas ciudadanas con contenido político y social, rechazando a la administración del presidente Nicolás Maduro y denunciando la implementación de prácticas represivas por parte de funcionarios venezolanos y civiles afectos al gobierno en el contexto de manifestaciones pacíficas.

DESCARGA EL INFORME COMPLETO AQUÍ

Comprometidos con los DDHH

copy-copy-logoOVCS.jpg

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) reafirma su compromiso con la promoción y defensa de los Derechos Humanos en Venezuela. Afianzados en la libertad, la igualdad y la fraternidad como valores esenciales.

El OVCS exige al Estado venezolano el pleno respeto a las garantías fundamentales y principios democráticos con la finalidad de que los ciudadanos puedan tener una vida digna y justa. Esta exigencia se realiza el 10 de diciembre de 2014, en el marco del Día Internacional de los DDHH.

A propósito de esta conmemoración, la Embajada de Canadá en Venezuela y el Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la Universidad Central de Venezuela reconocieron con el Premio de Derechos Humanos 2014, la labor de activismo, investigación y defensa de personalidades y organizaciones, por su destacada trayectoria en Venezuela.

El reconocimiento principal fue otorgado a Marino Alvarado, coordinador general de Provea. Recibieron menciones especiales Marco Antonio Ponce, coordinador general del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social; Tamoa Calzadilla, periodista venezolana; y la organización Foro Penal Venezolano.

El jurado del Premio de DDHH estuvo integrado un grupo de reconocidos de defensores de derechos humanos del país, quienes consideraron que Marco Antonio Ponce “destaca por su valioso aporte en el seguimiento estadístico y análisis contextual en las situaciones de violación del derecho a la protesta. Su trabajo ha sido un importante aporte para la difusión de los conflictos sociales a nivel nacional, el cual se ha convertido en referencia para las demás organizaciones en la búsqueda de información sobre el tema.”

El OVCS agradece el gesto de la Embajada de Canadá y el Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la UCV, reconocimiento que incentiva a esta organización a continuar en la lucha por la democracia en Venezuela.

Más información en el sitio oficial de la embajada de Canadá AQUÍ

INFORME: Conflictividad social en Venezuela. Primer semestre 2014

Conflictividad social en Venezuela en el primer semestre de 2014

LogoOVCS home

Conflictividad social en Venezuela en el primer semestre de 2014

 

 Protestas  aumentan 278% en primer semestre 2014

72% de las protestas en rechazo al presidente

2014 será año récord en el número de protestas

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró en el primer semestre de 2014 al menos 6.369  protestas. Un promedio de 35 protestas diarias en todo el territorio nacional.

 

Con base en las protestas monitoreadas por ConflictoVe en los primeros seis meses de 2014 este es el semestre con el mayor número de protestas en los últimos 10 años en Venezuela, con una cifra de protestas que supera a las registradas usualmente en un año completo. Hemos registrado al menos 4.682 protestas más que el primer semestre de 2013, cuando fueron 1.687, representando un aumento de 278%.

 

1

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

 En seis meses, más protestas que en un año

 Los datos del primer  semestre revelan un aumento de la protesta pacífica en Venezuela. En este lapso se registró un número muy superior a la totalidad de las protestas documentadas en un año con alta conflictividad, tomando como base el año 2012, cuando fueron 5.483, destacando que ese fue el año con más protestas en la última década.

  

2 Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

En la primera semana de febrero se inició una jornada de protestas pacíficas en Venezuela, realizadas principalmente por jóvenes, estudiantes universitarios y activistas de partidos políticos de oposición, a las que progresivamente se sumaron vecinos. Tuvieron lugar  en los principales centros urbanos del país. El incremento extraordinario de las protestas presentó un denominador común: la motivación política, ausente en las protestas de calle durante los últimos años. Por esta razón las protestas registradas en el primer trimestre pueden ser considerarlas atípicas, pero previsibles en un país donde anualmente hay un alto número de manifestaciones, 15 mil en los últimos tres años,  de rechazo a políticas públicas deficientes y a recientemente decisiones tomadas por el poder Ejecutivo, principalmente en relación a la garantía de derechos económicos y sociales.

Como se puede apreciar en el gráfico, las protestas alcanzaron sus puntos más altos en febrero y marzo, y desde abril reflejaron un progresivo descenso. En este semestre el número de protestas aumentó en proporción al incremento de la represión ejercida por el Estado venezolano.

 

Protestas con contenido político

La ola de protestas registrada a partir de febrero comenzó con la exigencia del derecho a la seguridad ciudadana y rechazo a los altos índices de criminalidad y violencia en las universidades. En las semanas siguientes las demandas fueron ampliándose a otros derechos como alimentación, participación política, derecho a la vida, a la libertad e integridad  personal y a libertad de expresión. Destacamos que los participantes de estas manifestaciones reflejaron una postura o planteamiento común y articulador en sus acciones: rechazo al presidente Nicolás Maduro, a su equipo de gobierno y a las prácticas represivas implementadas durante estos meses.

Hacemos una diferenciación entre las protestas relacionadas con el rechazo al presidente y a la represión a manifestantes, unas 4.589, 72% del total, que fueron clasificadas como “protestas por varios derechos”, y otras que, aunque también estaban orientadas a la exigencia de derechos y descontento con medidas gubernamentales, en temas relacionados al mundo laboral, vivienda, servicios básicos, cárceles, seguridad ciudadana,  no plantearon un rechazo al presidente y su equipo de gobierno, 1.780, 28% del total.

 

3

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

 

5

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

 

La modalidad de protesta más empleada en este período fue el cierre de calles y vías, seguido por concentraciones, marchas y cacerolazos, destacando una gran cantidad de personas en las acciones de calle. También se registraron numerosas protestas creativas y un uso permanente de las redes sociales electrónicas para difundir y promover las protestas y también el uso de estas redes para reportar y difundir el desarrollo de las mismas.

Escalada del conflicto

 El gobierno venezolano respondió a las movilizaciones pacíficas con un discurso de descalificación, prácticas sistemáticas de represión, militarización de algunas ciudades y criminalización de la protesta. Esta situación promovió una escalada del conflicto con resultados lamentables en todo el país.

La violencia y represión hacia manifestantes alcanzó cifras inéditas en la historia venezolana, solo comparable con los sucesos del Caracazo de 1989. Según datos oficiales, difundidos por el Ministerio Público en el mes de junio, desde febrero hasta junio se registraron 3.306 manifestantes detenidos, 973 heridos y 42 fallecidos.

Desde los poderes públicos se respaldó el uso desproporcionado y excesivo de la fuerza de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Policía Nacional Bolivariana (PNB), cuando se felicitó los funcionarios por su actuación frente a manifestantes pacíficos, promoviendo prácticas poco democráticas para el control de orden público.

Además de la fuerza pública del Estado, los manifestantes fueron agredidos por  grupos paramilitares[1], civiles armados pro-gobierno, que actuaron con permisividad y en coordinación con funcionarios del Estado.

La participación de civiles para enfrentar a manifestantes pacíficos quedó en evidencia el  05.03.14 cuando el presidente Nicolás Maduro hizo un llamado a  colectivos pro-gobierno, consejos comunales y unidades civiles con formación militar para que disolvieran las protestas, “hago un llamado a las UBCH, a los consejos comunales, a las comunas, a los colectivos: candelita que se prenda, candelita que se apaga”, luego de esta orden se desató un espiral de violencia en el país.

Durante el primer trimestre se registraron acciones violentas de grupos paramilitares en al menos 437 protestas, equivalente a 31% de las protestas registradas en ese período. En la mayoría de las protestas donde se presentaron estos grupos se reportaron heridos de bala.

La política represiva se justificó con el argumento de garantizar el orden interno del país. Según las autoridades venezolanas todas las protestas eran violentas y tenían un objetivo insurreccional y desestabilizador.

Sin embargo, el seguimiento diario realizado por Conflictove y el OVCS determinó que las protestas violentas representaron una minoría y en muchos casos fueron en rechazo o consecuencia de la represión infringida a manifestantes. En otros, la violencia formó parte del espiral de conflictividad que afectó a todo el país, sobre todo en los principales centros urbanos. En este período se registraron 510 protestas violentas, equivalente al 8% del total. Por tanto, el argumento de las autoridades venezolanas no tiene  veracidad.

 

protestas violentas 2014-1

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

 

12 prácticas de la represión en Venezuela

 Caracterización del patrón de represión desarrollado por el gobierno de Venezuela. Prácticas represivas se consolidaron en el transcurso del semestre:

  1. Ataques conjuntos de Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Policía Nacional Bolivariana (PNB)  y grupos Paramilitares.
  2. Uso sistemático de sustancias tóxicas y armas de fuego.
  3. Práctica de tratos crueles, inhumanos o degradantes a manifestantes.
  4. Practica de Torturas y abusos sexuales a manifestantes.
  5. Detenciones arbitrarias.
  6. Allanamientos sin orden judicial.
  7. Criminalización de la protesta.
  8. Ataques a manifestantes durante la transmisión de cadenas presidenciales de radio y televisión.
  9.  Fuertes operativos de la fuerza pública y paramilitar realizados después de las 6 de la tarde.
  10. Agresión a periodistas durante la cobertura de manifestaciones.
  11. Persecución a dirigentes de partidos de oposición.
  12. Persecución a líderes sociales y estudiantiles.

 

La judicialización criminalización del derecho a la manifestación pacífica aumentó notablemente en este período. El 24.04.14 la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictó una sentencia en la que se obliga a todas las personas a solicitar un permiso para ejercer su derecho humano a la manifestación pacífica y obliga a los cuerpos de seguridad a dispersar cualquier manifestación que no tenga tal permiso. Esta medida afecta principalmente a los habitantes de sectores populares y trabajadores que son los que más protestan en Venezuela, de manera espontánea y exigiendo derechos sociales.

Durante los meses de mayor tensión, febrero, marzo y abril, desde el Ejecutivo se realizaron diferentes llamados  para realizar reuniones de paz y búsqueda de diálogo. El 25.03.14 llegó a Caracas una comisión de cancilleres del bloque Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). Con la terea de propiciar el diálogo entre las “fuerzas políticas y sectores sociales, con el fin de lograr un acuerdo que contribuya al entendimiento y la paz social”. Sin embargo, el discurso presidencial no se correspondió con los hechos. Mientras se desarrollaban las reuniones de alto nivel, en ocasiones televisadas en cadena nacional, en la calle se reportaban hechos de represión en contra de manifestantes pacíficos.

El análisis de la línea de la conflictividad venezolana nos permite inferir que las protestas relacionadas con la exigencia de derechos políticos  presentan una disminución progresiva, aunque no desaparecen del contexto nacional.  Por otra parte, la grave crisis económica que atraviesa Venezuela pudiese ser el gran detonante para  el aumento del descontento y la protesta popular en los meses venideros.

Esta investigación de tendencias emplea como insumo principal el seguimiento de situación a través de medios de información de alcance nacional y regional. También fuentes de organismos oficiales y organizaciones no gubernamentales (ong). Se destaca la observación directa no participante sobre algunos fenómenos estudiados. Para acceder al monitoreo diario de protestas se sugiere consultar  www.conflictove.org.ve  y en Twitter: @ConflictoVe

Te invitamos a nuestro sitio de Internet  www.observatoriodeconflictos.org.ve

Escríbenos a:  medios@observatoriodeconflictos.org.ve

observatoriovcs@gmail.com

 

Síguenos en Twitter: @OVCSOCIAL @CONFLICTOVE


[1] El Instituto Prensa y Sociedad Venezuela (IPYS Venezuela) y el OVCS definen a los organismos paramilitares como “ grupos de civiles armados pro gobierno que actúan con el aval, o la tolerancia, de los representantes de los poderes públicos y en  coordinación con la fuerza pública del Estado” http://www.observatoriodeconflictos.org.ve/protestas/venezuela-la-libertad-de-expresion-bajo-acecho-paramilitar

Declaración en rechazo a sentencia del TSJ sobre permisos para manifestar

Declaración: Gobierno estimula desobediencia civil al cerrar espacios para la exigencia de derechos

FirmaHor1Desde la coalición de organizaciones de derechos humanos “Foro por la Vida” –conformada por Provea, Cofavic, Espacio Público y Centro DDHH de la UCAB, entre otras-, junto a otras organizaciones como el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, estamos promoviendo la siguiente declaración sobre la reciente sentencia del TSJ que obliga a tener una autorización para el ejercicio del derecho a la manifestación pacífica y reunión pública.

:: Declaración: Gobierno estimula desobediencia civil al cerrar espacios para la exigencia de derechos

Un grupo de individuos, organizaciones sociales y de derechos humanos nos pronunciamos, ante la opinión pública, sobre la interpretación del artículo 68 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y de los artículos 41, 43, 44, 46 y 50 de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones realizada por el Tribunal Supremo de Justicia en su sentencia 276 del día 24.04.14, según expediente Nº 14-0277. Al respecto, sobre a la sentencia y el rol de las policías municipales en el control del orden público expresamos:

1) Rechazamos de manera categórica la sentencia del TSJ que exige la solicitud de permisos para ejercer el derecho a la manifestación pacífica y la reunión pública en el territorio nacional. Al respecto afirmamos que ni el artículo 68 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela ni la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones establecen la solicitud de ningún tipo de aval o autorización para ejercer el derecho a la manifestación. Al mismo tiempo reiteramos que para ejercer derechos humanos no se necesitan permisos.

2) Aclaramos que el artículo 43 de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones establece que quienes quieran ejercer el derecho constitucional a la manifestación “deberán participarlo con veinticuatro horas de anticipación cuando menos”. En tal sentido, la norma expresamente confirma la notificación a las autoridades y no la solicitud de permisos, con el fin de que las autoridades apliquen protocolos de seguridad ciudadana y tránsito terrestre para garantizar la vida e integridad de manifestantes y terceros. Destacamos que esta Ley tiene como fin garantizar y promover la manifestación pacífica y no su impedimento.

3) Denunciamos que con esta sentencia el TSJ desconoce el artículo 53 de nuestra Constitución que señala: “Toda persona tiene el derecho de reunirse, pública o privadamente, sin permiso previo, con fines lícitos y sin armas. Las reuniones en lugares públicos se regirán por la ley”. También desconoce los estándares internacionales en materia de derechos humanos, y lo previsto en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en su artículo 18 y 21, que garantiza el derecho a la libertad de reunión y manifestación pacífica.

4) Evidenciamos que con esta decisión, el máximo Tribunal del país avala la represión por parte de los cuerpos armados del Estado contra los ciudadanos por el ejercicio de sus derechos, al señalar que “cualquier concentración, manifestación o reunión pública que no cuente con el aval previo de la autorización por parte de la respectiva autoridad competente para ello, podrá dar lugar a que los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público a los fines de asegurar el derecho al libre tránsito y otros derechos constitucionales (…), actúen dispersando dichas concentraciones con el uso de los mecanismos más adecuados para ello, en el marco de los dispuesto en la Constitución y el orden jurídico”.

5) Recordamos que la decisión del tribunal es contraria a los estándares internacionales en materia de derechos humanos. Al respecto el relator sobre el derecho a la libertad de reunión y asociación pacíficas de la Organización de Naciones Unidas, Maina Kiai, expresó “El ejercicio de las libertades fundamentales no debe supeditarse a la obtención de una autorización previa de las autoridades; a lo sumo, debe aplicarse un procedimiento de notificación previa que obedezca a la necesidad de que las autoridades del Estado faciliten el ejercicio del derecho a la libertad de reunión pacífica y tomen medidas para proteger la seguridad y el orden públicos y los derechos y libertades de los demás. Dicha notificación debe someterse a una evaluación de la proporcionalidad que no sea excesivamente burocrática y presentarse con una antelación máxima, por ejemplo, de 48 horas antes de la fecha prevista para celebrar la reunión”.

6) Reiteramos que esta sentencia representa un atraso respecto a las conquistas que en materia social ha tenido el pueblo de Venezuela en los últimos años y refleja una actitud indolente por parte de las autoridades. Con esta medida se busca castigar indiscriminadamente a todas las personas que quieran alzar su voz de protesta frente a las debilidades de la gestión pública o para reclamar reivindicaciones y exigir respeto a sus derechos.

7) Destacamos que los datos confirman que la mayoría de las causas de la protesta en el país son sociales y no políticas: El 80% de protestas registradas en los últimos cinco años en Venezuela son de orden social, siendo los derechos laborales, por vivienda, salud y alimentación los más demandados por la población. Los datos revelan que el 98% de las protestas en Venezuela son de carácter pacífico. Por lo tanto, la decisión tomada por el TSJ es un castigo para los sectores más desfavorecidos y excluidos, pues son los que más protestan en nuestro país.

8) Recordamos que esta decisión forma parte de la política de criminalización de la protesta promovida por el Estado venezolano desde el año 2002, el cual ha ilegalizado el cierre de calles –una herramienta histórica de protesta del pueblo venezolano- y ha prohibido mediante la creación de zonas de seguridad las manifestaciones en las inmediaciones de las instituciones públicas y las huelgas en las empresas básicas, así como la aplicación de la Ley Antiterrorista contra manifestantes y la decisión de algunos alcaldes de impedir el ejercicio del derecho a la protesta en su jurisdicción.

9) Exhortamos a las autoridades Venezolanas a respetar la Constitución y las leyes de la República en términos de garantizar los derechos humanos de la población y no a promover su violación. El cierre progresivo de espacios y mecanismos para la exigibilidad de los derechos por los mecanismos constitucionales y legales estimula la desobediencia civil con consecuencias impredecibles. A nadie le conviene en el país situaciones que puedan perturbar la paz y el sosiego de la sociedad.

logo foro

FIRMA AQUÍ

 

Protestas marzo

Conflictividad social en Venezuela en marzo de 2014

 

-Protestas aumentan 550% en primer trimestre 2014
-20 fallecidos, 2.904 heridos y 1.428 detenidos en marzo

-31% de las protestas fueron atacadas por Paramilitares

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró en el mes de marzo de 2014 al menos 1.423 protestas. Un promedio de 47 protestas diarias en todo el territorio nacional.

Las protestas de marzo consolidan a los primeros tres meses de 2014 como el trimestre con el mayor número de protestas en los últimos 10 años en Venezuela, con un registro de al menos 4.116 protestas, 3.483 más que el primer trimestre de 2013, cuando fueron 633, representando un aumento de 550%.
protestas 1er trimestre2014

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

En tres meses las protestas de un año

Los datos del primer trimestre nos revelan el aumento acelerado de la protesta venezolana, en tan solo tres meses se registra casi la totalidad de las protestas ocurridas en los doce meses de 2013, cuando fueron 4.410. Incluso, más del 50% del total de protestas documentadas en un año con alta conflictividad, tomando como base el año 2012, con un total de 5.483, que fue el año con más protestas en la última década.

Desde la segunda semana de marzo los vecinos participaron con mayor frecuencia en las protestas junto a jóvenes y estudiantes universitarios.

Las causas que motivaron las protestas en el mes de febrero se mantuvieron en marzo. Exigencias del derecho a la seguridad ciudadana, denuncias de altos índices de criminalidad y violencia en las universidades, rechazo a la escasez de alimentos, crisis en hospitales, garantía del derecho a la vida, a la libertad e integridad personal, libertad de expresión y participación política.

La modalidad de protesta más empelada en este mes fue el cierre de calle, seguido por concentraciones, vigilias y marchas. Destacando gran cantidad de personas en cada una de las acciones de calle.

Resultado de la represión en marzo. El gobierno venezolano continúa ejerciendo prácticas reiteradas de represión ante las protestas pacíficas. En marzo el OVCS registró 20 personas fallecidas, 2.904 heridos y 1.428 detenidos.

Saldo de la represión desde febrero: el OVCS ha documentado al menos 35 personas fallecidas , 5.285 heridos y 2.682 detenidos.

Desde los poderes públicos se respalda el uso desproporcionado y excesivo de la fuerza de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Policía Nacional Bolivariana (PNB), cuando se felicita los funcionarios por su actuación frente a manifestantes pacíficos. Promoviendo prácticas poco democráticas para el control de orden público.

Además de la fuerza pública del Estado, los manifestantes fueron agredidos por grupos Paramilitares armados pro-gobierno, que actúan con permisividad y en coordinación con funcionarios del Estado.

La participación de civiles para enfrentar a manifestantes pacíficos quedó en evidencia el pasado 05.03.14 cuando el presidente Nicolás Maduro hizo un llamado a colectivos pro-gobierno, consejos comunales y unidades civiles con formación militar para que disolvieran las protestas, “hago un llamado a las UBCH, a los consejos comunales, a las comunas, a los colectivos: candelita que se prenda, candelita que se apaga”, luego de esta orden se desató un espiral de violencia en el país, reportando el fallecimiento de 19 personas.

Se debe destacar que en este mes se registraron acciones violentas de grupos paramilitares en al menos 437 protestas, equivalente a 31% del total. En la mayoría de las protestas donde se presentaron estos grupos se reportaron heridos de bala.

7 prácticas de la represión en Venezuela

En el reporte correspondiente a febrero caracterizamos el patrón de represión desarrollado por el gobierno de Venezuela. En marzo se consolidaron algunas prácticas del patrón descrito:

1. Ataques conjuntos de Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Policía Nacional Bolivariana (PNB) y grupos Paramilitares.
2. Uso sistemático de sustancias tóxicas y armas de fuego.
3. Práctica de tratos crueles, inhumanos o degradantes a manifestantes.
4. Detenciones arbitrarias.
5. Allanamientos sin orden judicial.
6. Criminalización de la protesta.
7. Persecución a dirigentes de partidos de oposición.

Desde el Ejecutivo continúan los llamados públicos para realizar reuniones de paz y búsqueda de diálogo. El 25.03.14 llegó a Caracas una comisión de cancilleres del bloque Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). Con la terea de propiciar el diálogo entre las “fuerzas políticas y sectores sociales, con el fin de lograr un acuerdo que contribuya al entendimiento y la paz social”.

Sin embargo, el discurso presidencial no se correspondió con los hechos. En marzo continuaron las prácticas violatorias de derechos humanos de manifestantes en Venezuela. Los 2.904 heridos y 1.428 detenidos confirman esta afirmación.

Al cierre de esta investigación se siguen reportando protestas en las principales ciudades del país. También inician las negociaciones de representantes de UNASUR con sectores políticos de oposición para la búsqueda de diálogo y salida a la crisis.

Durante los sucesos acaecidos desde el mes de febrero diversas organizaciones de derechos humanos se dedicaron a documentar casos, difundir denuncias, acompañar víctimas y asistirlas jurídica y psicológicamente. Aquí algunas:

• Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello http://w2.ucab.edu.ve/cddhh.html
• Provea http://www.derechos.org.ve/
• Instituto Prensa y Sociedad Venezuela (IPYS) http://www.ipys.org.ve/ipys-venezuela.aspx
• OVCS http://www.observatoriodeconflictos.org.ve/
• Conflictove http://www.conflictove.org.ve/
• Amnistía Internacional Venezuela http://amnistia.me/
• Foro Penal Venezolano http://www.foropenal.com/
• Observatorio Venezolano de Prisiones http://www.ovprisiones.org/cms/
• Cofavic http://www.cofavic.org/

Esta investigación de tendencias emplea como insumo principal el seguimiento de situación a través de medios de información de alcance nacional y regional. También fuentes de organismos oficiales y organizaciones no gubernamentales (ong). Se destaca la observación directa no participante sobre algunos fenómenos estudiados. Para acceder al monitoreo diario de protestas se sugiere consultar www.conflictove.org.ve y en Twitter: @ConflictoVe
Te invitamos a nuestro sitio de Internet www.observatoriodeconflictos.org.ve
Escríbenos a: medios@observatoriodeconflictos.org.ve
observatoriovcs@gmail.com

Síguenos en Twitter: @OVCSOCIAL

OVCS MArco Antonio Ponce CIDH 2014

Video de la audiencia CIDH Conflictos laborales en Venezuela.

Video de la audiencia CIDH: Conflictos laborales en Venezuela. 150° período de sesiones. Viernes 28.03.14

Peticionarios:

Marco Antonio Ponce Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

Carlos Patiño Alianza Sindical Independiente (ASI)

Marino Alvarado (Provea)

Ver galería de fotos Flickr

Fuente: http://oas.org/es/cidh/multimedia/sesiones/150/default.asp

represion venezuela 2

Tendencias de conflictividad: protestas aumentan 400% en febrero

Protestas  aumentan 400% en febrero

18 asesinados*, 2.382 heridos y 1.254 detenidos.

*Cifra actualizada al 15.03.14: 24 asesinados

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró en el mes de febrero de 2014 al menos 2.248  protestas.400,5% más que en el mes de enero cuando fueron 445.

Las protestas de febrero representan el número más alto registrado en un mes en los últimos 10 años. Las tensiones y conflictos en Venezuela vienen en aumento de manera sostenida desde el segundo semestre de 2013. 

Desde la primera semana de febrero se inició una ola de protestas pacíficas en Venezuela, realizadas principalmente por jóvenes estudiantes universitarios y activistas de partidos políticos de oposición, a las que progresivamente se sumaron vecinos.

 

Las protestas comenzaron por exigencia del derecho a la seguridad ciudadana y rechazo a los altos índices de criminalidad y violencia en las universidades. Luego las demandas fueron ampliándose a otros derechos como alimentación, participación política, derecho a la vida, a la libertad e integridad  personal y libertad de expresión. El número de protestas aumentó en proporción al incremento de la represión.

La modalidad de protesta más empelada en este período fue el cierre de calle, seguido por concentraciones, marchas y cacerolazos. Destacando gran cantidad de personas en cada una de las acciones de calle.

El gobierno venezolano respondió a las movilizaciones pacíficas con prácticas sistemáticas de represión, vulneración de derechos humanos y militarización de algunas ciudades. Dejando un saldo de al menos 18 personas asesinadas[1], 2.382 heridos y 1.254 detenidos.

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Policía Nacional Bolivariana (PNB) fueron los cuerpos de seguridad que más violaron los derechos humanos de los manifestantes. Seguidos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) y policías municipales. Además de la fuerza pública del Estado, los manifestantes fueron agredidos por Colectivos, grupos paramilitares de civiles armados pro gobierno, que actúan con permisividad y complicidad de funcionarios del Estado.

Estas acciones fueron ordenadas y respaldadas en público por el primer mandatario nacional, Nicolás Maduro, así como gobernadores pertenecientes al partido oficialista,  también por representantes de la Asamblea Nacional (AN), incluyendo a su presidente Diosdado Cabello.

El patrón de represión se caracterizó por:

 

a)     Ataques conjuntos de Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Colectivos armados.

b)     Ataques a manifestantes durante la transmisión de cadenas presidenciales de radio y televisión.

c)     En la mayoría de las protestas donde actuaron los Colectivos armados se registraron manifestantes asesinados o heridos de bala.

d)     Las razias más fuertes fueron realizadas después de las 6 de la tarde.

e)     Uso sistemático de sustancias tóxicas y armas de fuego.

f)      Practica de tratos crueles, inhumanos o degradantes a manifestantes.

g)     Practica de Torturas y abusos sexuales a manifestantes.

h)     Detenciones arbitrarias.

i)      Allanamientos sin orden judicial.

j)      Criminalización de la protesta.

k)     Agresión a periodistas.

l)      Persecución a dirigentes de partidos de oposición.

 

Es de destacar que en medio de crisis el presidente realizó una actividad política denominada Conferencia por la Paz. Convocando a  ministros, diputados, empresarios y personalidades influyentes, con el fin de promover el dialogo y resolución del conflicto. Sin embargo, mientras se desarrollaba esta conferencia, transmitida en cadena nacional, en las calles de Venezuela continuaba la represión a los manifestantes.

El discurso de paz no se correspondió con los hechos. Mientras el presidente hacia un llamado al dialogo también ordenaba la militarización completa del estado Táchira, incluso suprimiendo derechos constitucionales como el derecho  a la manifestación pacífica.

Otro aspecto relevante y resultante de la represión es que en las últimas semanas de febrero se incrementaron las protestas violentas. Por otra parte, y en medio del caos originado en el país, numerosos grupos delictivos realizaron actos vandálicos y saqueos a establecimientos comerciales, en los últimos 4 días del mes el OVCS registró al menos 10 saqueos y 25 intentos de saqueo en 4 estados del país.

Desde el inicio de la gestión de Nicolás Maduro, las protestas pacíficas de calle  han sido controladas con el uso desproporcionado y no diferenciado de la fuerza. Principalmente cuando las protestas tienen un contenido político. Pareciera que la ausencia de liderazgo y capacidad para resolver los conflictos es compensada cada vez más  con el uso y presencia de la fuerza militar.

Al cierre de esta investigación se siguen reportando protestas en las principales ciudades del país. Y vemos con preocupación el llamado que hizo el presidente a los colectivos, consejos comunales y unidades civiles con formación militar para que disuelvan las protestas. Con esta medida se promueve un enfrentamiento entre la población civil. Consideramos que las medidas adoptadas por el gobierno venezolano atizan el conflicto e impulsan su escalada.

Durante los sucesos acaecidos en el mes de febrero diversas organizaciones de derechos humanos se dedicaron a documentar casos, difundir denuncias, acompañar víctimas y asistirlas jurídica y psicológicamente. Aquí algunas:

 

Tweets sobre “#BastaDeRepresion”

Esta investigación de tendencias emplea como insumo principal el seguimiento de situación a través de medios de información de alcance nacional y regional. También fuentes de organismos oficiales y organizaciones no gubernamentales (ong). Se destaca la observación directa no participante sobre algunos fenómenos estudiados. Para acceder al monitoreo diario de protestas se sugiere consultar  www.conflictove.org.ve  y en Twitter: @ConflictoVe

 

Te invitamos a nuestro sitio de Internet  www.observatoriodeconflictos.org.ve

Escríbenos a:  medios@observatoriodeconflictos.org.ve

observatoriovcs@gmail.com

 

Síguenos en Twitter: @OVCSOCIAL

 



[1] La Fiscalía General de la República (FGR) reportó de manera oficial la muerte de 18 personas. Es necesario aclarar que según el levantamiento de información realizado por el OVCS solo 10 eran manifestantes. Los 8 restantes, según denuncias de la Fiscalía, murieron producto de impactos con objetos dejados en las calles y que presuntamente fueron utilizados en las protestas.